M Trascendental

La practica de MT mejora tu salud física y mental

Comparativa de Técnicas de Meditación

Publicado: 09/22/10 16h50 ET

Jeanne Ball

Redactor David Lynch Foundation y profesora de Transcendental Meditation

¿Busca una técnica de meditación? Millones de americanos buscan instrumentos para mirar hacia dentro. Como nación hemos tratado de arreglar nuestros problemas con todo desde la psicoterapia y Prozac a pensamiento positivo y política. Ahora la gente en todas partes está lista para cerrar sus ojos y zambullirse – no escaparse, sino ser más plenamente.

Habiendo dado conferencias de meditación durante 25 años, encuentro que ya no hay que convencer a los oyentes de los beneficios prácticos de la meditación. ¿Pero la gente a menudo pregunta, “no son todas las técnicas de meditación básicamente iguales ?”

Los expertos en las veneradas tradiciones de la meditación siempre se han maravillado de la sutileza de la mente, apreciando su capacidad de respuesta penetrante y sensibilidad frente a procedimientos mentales diferentes. Los grandes profesores maestros de meditación han reconocido que varias técnicas involucran la mente de modos diferentes y naturalmente producen resultados diferentes. Con progresos en la neurofisiología, los científicos identifican ahora las diferencias entre varias prácticas de meditación.

El Mito de la Respuesta de Relajación

El viejo mito “científico” de que todas las prácticas de meditación inducen el mismo, el estado general del descanso fisiológico -llamado “la respuesta de relajación” – ha sido desbancado. Aunque muchas prácticas proporcionen relajación, décadas de la investigación muestran que no todas las técnicas producen los mismos efectos fisiológicos, psicológicos o de conducta

Recientemente un doctor vino a mí para aprender meditación. Había aprendido “una técnica” de respuesta de relajación en una clase la medicina durante su formación en Harvard. Le llevó a la meditación la promesa de adentrarse más profundamente en la conciencia – acceso a las potencialidades escondidas, superiores de la mente. Disfrutaba de la técnica de relajación, pero anhelaba una experiencia y entendimiento más profundos.

Examinando las revistas científicas, el doctor llegó a la misma conclusión alcanzada por investigadores de meditación eminentes: el modelo “de relajación” estaba basado en pruebas inconcluyentes y nunca había sido justificado. Cientos de estudios publicados sobre técnicas de meditación muestran diferentes efectos de prácticas diferentes -desde medidas del descanso mucho más profundo que “la respuesta de relajación” a estados fisiológicos no diferentes de dejarse caer en una butaca.

Un paradigma que surge: tres categorías principales de meditación

Las técnicas de meditación se han estudiado en distintas universidades del mundo-, como Yale, UCLA, universidad de Oregon, UW Madison y Universidad Maharishi de Administración en EEUU. Sus contribuciones han ayudado a investigadores a identificar tres categorías principales de técnicas, clasificadas según medidas EEG y el tipo de procesamiento cognoscitivo o actividad mental implicada:

· Enfoque controlado: ejemplos clásicos de concentración o enfoque controlado son las veneradas tradiciones de Zen, budismo tibetano, Qiqong, Yoga y Vedanta, aunque muchos otros métodos impliquen tentativas de controlar o dirigir la mente. La atención se enfoca en un objeto de meditación – como la respiración, una idea o imagen, o una emoción. Las ondas cerebrales registradas durante estas prácticas están típicamente en la frecuencia gamma (20-50 Hz), que siempre se ven cuánto uno se concentra o durante el procesamiento cognoscitivo activo. 2

· Contemplación abierta: Estas prácticas de tipo conscientes, comunes en Vipassana y Zazen, implican contemplar o activamente prestar la atención a experiencias – sin opinión, reacción o expectativa. La contemplación abierta da ocasión a ondas theta frontales (4-8 Hz), un modelo EEG comúnmente visto durante tareas de memoria o reflexión de conceptos mentales. 3

· Trascendencia automática: Esta categoría describe prácticas diseñadas para ir más allá de la propia actividad mental -permitiendo a la mente superar espontáneamente el proceso mismo de meditación. Mientras que la concentración y la contemplación abierta requieren grados de esfuerzo o enfoque dirigido que sostengan la actividad de meditación, este enfoque es sin esfuerzo alguno porque no hay ningún intento de dirigir la atención – ningún procesamiento cognoscitivo controlado. Un ejemplo es la técnica de Meditación Transcendental El modelo EEG de esta categoría es la coherencia alfa frontal, asociada con un estado distintivo de alerta interior en descanso.

Algunas técnicas pueden clasificarse en más de una categoría: la meditación dirigida es de enfoque controlado si la instrucción es, “Mantenga la atención en su respiración.” Pero si el instructor dice, “Ahora sólo observe sus pensamientos, dejándoles venir e ir,” entonces está realizando probablemente la contemplación abierta – y su EEG lo diria..

Prácticas diferentes, resultados diferentes

La investigación sugiere que las técnicas de concentración puedan mejorar la capacidad de enfoque. Un estudio en monjes budistas avanzados – algunos de los que habían realizado más 10 000 horas de meditación – encontró que la concentración en “el cariño de bondad y compasión” aumentó aquellos sentimientos y produjo actividad gamma sincrónica en la corteza prefrontal izquierda – indicación de enfoque más agudo.

Se dice que el efecto de la contemplación abierta u observación sin juicio aumenta la atención ecuánime en la vida diaria; los estudios de prácticas de tipo consciente indican un mejor tratamiento de dolor y la reducción “de la rumia negativa.”

Para  reducción del estrés y ansiedad, la investigación sugiere que una técnica de auto trascendencia automática puede servir mejor que una práctica que mantiene la mente involucrada en el esfuerzo mental continuo. A causa de la relación natural de mente/cuerpo, cuanto más profundamente asentada esta la mente, más profundamente descansado está el cuerpo. Estudios muestran  que el descanso profundo “de trascender” calma el sistema nervioso simpático y restaura el equilibrio fisiológico – bajando la hipertensión, aliviando la ansiedad crónica y reduciendo hormonas de estrés, como el cortisol.

1. Orme-Johnson, Walton, 1998. American Journal of Health Promotion2(5), 297-299.
2. Lutz, Greischar, Rawlings, Ricard, Davidson, 2004. Proc Natl Acad Sci U S A 101,16369-73.
3. Cahn, Delorme, & Polich, 2010. Cognitive Processing 2010 11(1):39-56.
4. Travis et al, 2010. Cognitive Processing 11(1), 21-30.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: